Blog

Articles

El futuro de los espacios flexibles en las oficinas

Todas las oficinas son distintas. Cada una de ellas con sus propias reglas, sus esquemas de trabajo de acuerdo a las necesidades del momento. Sin embargo, si hay un inconveniente que experimentó la mayoría de las empresas que contaban con personal en campo: El no estar preparados para enviar a todos nuestros colaboradores a un esquema de teletrabajo diario.


Los costos operativos se volvieron un dolor de cabeza.


Nos encontramos en una pandemia mundial. En menos de una semana se tuvo que cerrar las puertas sin dejar de operar. Los gastos de servicios disminuyen pero siempre deben ser pagados aún cuando no se utilizan. Los metros cuadrados de nuestras oficinas se vuelven innecesarios conforme pasa el tiempo. 

Un día planeamos tener una oficina más grande para tener espacios más abiertos y mayor personal. Un año después de la pandemia miramos atrás y observamos que realmente no necesitábamos tanto espacio. Podemos seguir creciendo en número pero no en espacio.

Según la empresa JLL (2021), en el último año se ha dado un 90% menos de contratación de metros cuadrados en comparación con el 2019. 


Tendencias de empresas pequeñas, hoy es de empresas grandes

Mientras veíamos a las empresas pequeñas ahorrando costos en alquiler de espacios compartidos que permitieran tener recursos de oficinas grandes a bajo costo como lo son las salas de reunión o equipos tecnológicos adecuados y utilizando la oficina como sitio ocasional de trabajo, hoy vemos a las grandes empresas transformando sus oficinas en espacios pensados para ser usados ocasionalmente, con rutinas de trabajo híbrido y modalidades de trabajo al estilo de CoWork.


¿Qué podemos esperar para los próximos años?


Todas las empresas grandes tienen algo en común: Saben hacia dónde van y cómo llegar. Por ello, están mudando a la modalidad de espacios flexibles y  esquemas de trabajo híbrido, incluso en departamentos y áreas que consideraban imposibles de mudar a dicha modalidad. 

Este último año ha dejado mucho que aprender sobre cómo establecer esquemas de trabajo híbrido sin temor a equivocarse. Además del teletrabajo, las oficinas están optando por convertir sus áreas de trabajo oficinas en espacios a los cuales se pueda acceder de forma libre y planificada por los mismos colaboradores.

Hoy en día es común observar que las empresas ofrecen servicios gratuitos de cafetería, snacks, áreas de juegos, espacios de relajación, transporte y mucho más para sus empleados. Nos enfrentamos a esquemas de trabajo donde los colaboradores valoran su pertenencia y estadía en el empresa por remuneraciones no económicas, que satisfagan parte de las necesidades al mejor estilo de Maslow.

El futuro de las empresas está en sus colaboradores. Empleados felices que valoran, cuidan y se esfuerzan por su trabajo, al igual que la empresa valora su estadía con ellos.

Un futuro donde los empleados no deseen dejar de trabajar para empresas que ofrecen flexibilidad laboral.