Blog

Articles

Mejores prácticas para evitar contagios en nuestra oficina

Evitar al 100% los contagios es una tarea imposible de realizar, sin embargo, es posible evitar contagios entre colaboradores manteniendo un orden de llegada a la oficina e incentivando a los colaboradores a mantener buenas prácticas de higiene y uso de mascarillas.

En nuestro blog pasado, conversamos sobre 5 estrategias para el retorno seguro de los colaboradores a la oficina, donde detallamos cómo podemos evitar contagios entre colaboradores cuando se debe volver a oficinas, sin embargo, ¿qué pasa cuándo volvemos?

Una de las tareas más difíciles como encargados del talento humano, es el resguardo de la salud de los colaboradores, por ello, acá te damos algunos tips que puedes implementar para evitar contagios masivos entre ellos.

Dispone de jabón antibacterial, alcohol en gel y mascarillas desechables

Tener siempre a disposición estos productos al alcance de los colaboradores, es parte de nuestra obligación como encargados de área. El jabón de manos, es algo con lo que usualmente se contaba en oficinas, sin embargo, no en todas las empresas se velaba porque este producto fuese antibacterial. 

No solamente se debe tener estos productos al alcance de los colaboradores, sino también velar porque cumplan con los estándares de calidad necesarios para evitar contagios.

Detallamos dichos estándares a continuación:

  • Jabón de manos: Este jabón de manos debe ser 99.9% antibacterial. Recordá que las marcas no pueden poner este tipo de detalles en la etiqueta si no es cierto, así que, si lo dice a primera vista en la etiqueta, posiblemente cumpla con dicho requisito. Si no lo dice, revisa bien las especificaciones, ya que puede que no sea tan efectivo.
  • Alcohol en Gel: Según el Servicio Nacional de Salud (NHS) de Reino Unido como los Centros para el Control de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos, el alcohol en gel debe contener al menos 60% de alcohol para que cumpla con el estándar de efectividad.
  • Mascarillas: Si bien es cierto, se pueden utilizar mascarillas de tela antifluidos, las mascarillas deben de cambiarse cada cierto tiempo o bien, podemos olvidarla en casa. Lo mejor es contar con un plan B para que el colaborador pueda ingresar a las instalaciones en caso de algún imprevisto. Las mejores mascarillas son las N95, N99 y N100, sin embargo, su precio es elevado. Según la CDC, en estos casos lo mejor es optar por mascarillas quirúrgicas. 

Recordá además, la importancia de tomar la temperatura de los colaboradores antes de entrar a la oficina. Se sabe de muchas personas que han sido asintomáticos por COVID-19, exceptuando la fiebre.

Mantén el distanciamiento entre colaboradores por 1,8 metros

La distancia es el método más fácil y económico para disminuir el riesgo de contagio entre personas. Según las autoridades de salud, tan solo se necesitan 15 minutos a una distancia menor de 1,5 metros para estar en riesgo de contagio. 

Te recomendamos valorar la reasignación de espacios entre colaboradores para distribuir mejor los espacios entre los mismos. En el caso de empresas que tienen más de 100 colaboradores, es importante valorar la incorporación de sistemas de asignación y reservas de espacio, que te permitan organizar mejor cada sección de tu oficina y asegurarte que se cumplan con las medidas básicas de distanciamientos. 

Herramientas como Workplace cuentan hardware capaz de reconocer las zonas de mayor aglomeración, así como rastrear contactos en casos de contagio. Además, permite asignar y reservar espacios de trabajo, teniendo un mayor control del uso de los espacios en oficinas.

Realiza cuestionarios de salud diarios

Puede ser un poco tedioso para los colaboradores, sin embargo, llevar una bitácora de los síntomas que pueden estar padeciendo, te permiten detectar con mayor agilidad los focos de contagio.

Procura que estos cuestionarios de salud tengan preguntas básicas sobre los síntomas esperables de una persona positiva por Covid-19. Además, que sean fácil de responder y no tome más de 2 minutos. 

Algunas de las preguntas podrían ser: 

  1. ¿Has tenido fiebre en los últimos días?
  2. ¿Moqueo de nariz?
  3. ¿Has perdido el olfato en los últimos días?
  4. ¿Has perdido el gusto en los últimos días?
  5. ¿Tos seca?
  6. ¿Te has sentido más cansado de lo normal?

Recuerda preguntar si ha estado en contacto directo con una persona positiva por Covid-19.

Estas son algunas de las medidas esenciales para evitar contagios dentro de oficinas. Recuerda que el teletrabajo es la mejor opción para resguardar a los colaboradores de un posible contagio.