Blog

News

Distancia física en la oficina: clave en la prevención de la COVID-19

La distancia física es clave en la prevención de la COVID-19. Al implementar esta estrategia en la oficina, se contribuye a la seguridad de los empleados. En este artículo te explicamos cómo aplicarla apoyándote en soluciones tecnológicas.

¿Qué es la distancia física y cuándo aplicarla en la oficina?

La distancia física es una medida de protección que evita la propagación de la COVID-19. Según lo establecido por la Organización Mundial de la Salud (OMS), se recomienda que el espacio entre personas sea de al menos dos metros.

El distanciamiento ha confirmado ser la medida más efectiva para disminuir la tasa de contagios del coronavirus. Sin embargo, su implementación en el trabajo supone retos importantes para Recursos Humanos (RRHH).

El distanciamiento social, aunque parezca un término ambiguo, consiste en establecer una distancia física entre una persona y otra. En la oficina, se puede conseguir situando estaciones de trabajo separadas o instalando barreras físicas.

La distancia física de dos metros entre las personas ayuda a mantener la seguridad de los empleados. 

Conviene tener en cuenta que esta medida se debe aplicar siempre, ya que la ausencia de síntomas no garantiza que un empleado esté sano. Por esto, cada persona en la oficina debe ser garante de la seguridad de todos los empleados.

Distancia física y sus efectos psicológicos en los empleados

Atiende a la Distancia Física

La distancia física tiene como propósito mantener la seguridad de los empleados. Sin embargo, conviene tener en cuenta que cumplirla supone un cambio y, en consecuencia, puede implicar resistencias, bien sea por desconocimiento o por imprudencia. 

Es importante que tu empresa establezca un protocolo de bioseguridad que indique con claridad cuáles son las restricciones y los permisos. A esto hay que añadir un plan comunicacional que sea conocido por todos.

Cada persona debe conocer la importancia de la distancia física para cuidar su salud y la de otros. Para gestionar cambios en la conducta, se debe insistir en el cumplimiento de la norma y reforzarla con carteles, información a través de intranet u otros medios. 

También puedes atender a los efectos psicológicos de la COVID-19 generando espacios de conversación, donde los empleados puedan expresar sus inquietudes y sentimientos sobre cualquier aspecto relacionado con la pandemia.

Controles para usar después de eliminar las restricciones 

Al volver a las instalaciones del trabajo, se requiere una serie de controles para apoyar el cumplimiento de la distancia física y cuidar la salud de los empleados. Así como generar conciencia en las personas de la empresa. Te recomendamos:

  • Diseñar políticas y procedimientos de bioseguridad. Asegúrate de que tu empresa cumpla con las acciones que garantizan la seguridad de los empleados; revísalas cada cierto tiempo para actualizarlas según los nuevos descubrimientos.
  • Limitar las reuniones en persona para favorecer la distancia física. También procura que en la empresa se usen medios alternativos para comunicarse como Zoom, Skype, Google Meet, entre otros.
  • Promover la incorporación de horarios rotativos. Esto permite que disminuya la cantidad de personas en las instalaciones; de esa forma, aseguras que la distancia física se cumpla.
  • Situar carteles que indiquen el aforo máximo de los espacios. Así ayudas a que los trabajadores estén atentos a la cantidad de personas que se encuentran en un recinto y sean cuidadosos con la salud de todos.
  • Utilizar soluciones tecnológicas de control de aforo. La transformación digital es un gran aliado en la lucha contra la COVID-19. Hoy contamos con una serie de  soluciones tecnológicas que permiten el control de aforo, la distancia física, etc.

Soluciones tecnológicas, distancia física y seguridad de los empleados

Usa Tecnología para la Distancia Física

La distancia física supone un gran reto para RRHH, departamento que debe estar atento respecto a la seguridad de los empleados. Aunque puedes encontrar resistencia entre los empleados, apoyarte en herramientas digitales te ayuda en la tarea.


Las soluciones tecnológicas para el control de ocupación ayudan a mantener la distancia física y a cuidar la seguridad de los empleados.

Una vez que los empleados entran en las dinámicas laborales, es muy sencillo que se distraigan y olviden cuidar la distancia física. Es por ello que se requieren controles; sin embargo, estar atento a todos los espacios de la empresa puede ser muy complejo.

Afortunadamente, la tecnología se convierte en una herramienta poderosa para la seguridad de todos. Puedes proveerte de un software de control de ocupación que, mediante el uso de cámaras y otros sistemas, levante alertas de aviso.

De esta manera se puede proteger a los empleados, asegurando que mantengan una distancia física apropiada. Adicionalmente, están los contact tracing, que indican qué personas han estado en contacto en la oficina.

Conclusión

La distancia física en la oficina es una medida clave para prevenir la COVID-19 y mantener la seguridad de los empleados. Y, aunque es cierto que puede tener efectos psicológicos, concientizar al personal ayuda a minimizar cualquier riesgo.

Las soluciones tecnológicas son grandes aliadas para mantener la distancia física entre las personas y PARSO dispone de herramientas digitales eficientes. Visita nuestra página y descubre cómo podemos ayudarte.

Te puede interesar:

Software de control: ¿sabes qué es el contact tracing?

Distancia social en la oficina, ¿es posible?

5 estrategias para el retorno seguro de los colaboradores a la oficina