Blog

Articles

Distancia social en la oficina, ¿es posible?

La distancia social es la pauta de la nueva normalidad para regresar a los espacios laborales compartidos. Sin embargo, surge la duda: ¿es posible? En este artículo te contamos qué puedes hacer para incorporar esta norma.

Distancia social, salud y seguridad en la oficina 

Es probable que te preguntes cómo puedes incorporar la distancia social requerida para prevenir contagios de la COVID-19 en el workplace

Que las personas cuiden el espacio que las separa de los demás depende, en gran parte, de las garantías que ofrece la empresa en términos de salud y seguridad en la oficina.

En primer lugar, es importante que tengas claro que el distanciamiento físico entre colaboradores es una medida esencial. Esta es fundamental, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), para prevenir y mitigar contagios.

La recomendación de la OMS es mantener al menos un metro de distancia entre las personas. Señala incluso que esta longitud debe ser mayor en espacios cerrados. Esto impacta de forma directa en la distribución del espacio, y por supuesto en el rendimiento.


El distanciamiento social es la estrategia más efectiva para reducir la tasa de contagios del COVID-19 y consiste en evitar el contacto cercano entre personas.

Los encargados del área de facility deben estar atentos a los niveles de ocupación. Además, deben procurar la circulación segura dentro de las instalaciones y el abastecimiento de unidades de desinfección.

Esta puede ser una tarea titánica si se realiza manualmente. Sin embargo, la buena noticia es que te puedes apoyar en un software que te permite controlar esos factores, así como gestionar las reservas y asegurar una mejor atención a tus clientes.

La distancia social y la reinvención de la oficina

Conectados en la Distancia Social

El regreso a la oficina supone un reto logístico debido a que la pandemia continúa. En consecuencia, los administradores de facility se ven en la necesidad de crear espacios que ofrezcan condiciones óptimas para mantener la salud y la seguridad en la oficina. 

La distancia social requiere que se rediseñen los entornos, así como los horarios, las zonas de tráfico, la ventilación de las instalaciones, entre otros. Todo ello debe ejecutarse de manera sistemática para que los trabajadores se sientan seguros.

El uso de registros y controles manuales supone un gran esfuerzo. Por otro lado, es muy fácil cometer errores que pueden redundar en omisiones, inconformidad de los clientes y contagios.

Afortunadamente, existen herramientas digitales que te pueden ayudar a designar espacios para reuniones, controlar el límite de ocupación de las oficinas y coordinar la limpieza de los espacios una vez han sido utilizados.

A continuación, te mostramos cuatro formas en las que puedes mantener la distancia social en tu trabajo. De manera que cuentes con opciones para acomodar los servicios que ofreces, al tiempo que los colaboradores y usuarios se sientan seguros.

4 opciones para mantener la distancia social en la oficina

Cuando se trata de volver a reunirse para trabajar, es importante mantener la distancia social. Existen distintas opciones que te ayudarán a controlar el flujo de personas para prevenir contagios de COVID-19:

Espacios abiertos

Cada oficina es diferente, algunas cuentan con espacios abiertos y ventilados. Si este es el caso de tu workplace, eres privilegiado: en ellos el riesgo de contagio disminuye de manera significativa.

Al asignar a los trabajadores espacios abiertos, proteges su salud y seguridad en la oficina. También puedes ubicar estaciones de trabajo en lugares que posean ventanas que se puedan abrir, así facilitas la ventilación del recinto.

Turnos de trabajo

Cuando el tamaño de las instalaciones no permite la distancia de un metro o más entre colaboradores, puedes recurrir a la implementación de turnos de trabajo.

De esta forma, las personas que asisten al workplace se organizan en bloques de horarios. Ello permite que en todo momento la ocupación en las instalaciones esté por debajo de los límites establecidos, disminuyendo la probabilidad de contagios.

Gestión del espacio de trabajo

Cuida tu Distancia Social

Cuando gestionas el espacio de trabajo, sacas provecho de la tecnología para asignar estaciones en la oficina. De esta manera, incrementas el control de acceso y, por supuesto, monitoreas de forma precisa los límites de ocupación y el contacto entre personas.


La gestión adecuada de los espacios de trabajo se convierte en un elemento capaz de atraer y retener el talento. Cuando le sumas el distanciamiento social, obtienes una estrategia ganadora.


Estos sistemas incluso pueden incorporar alarmas para señalar que las personas se están acercando demasiado. Adicionalmente, registran cuándo las personas se retiran del espacio para activar al equipo de limpieza.

Rediseño del espacio para distancia social

Cuando eliges el rediseño de espacios como opción para mantener la distancia social, debes tener en cuenta que no solo implica movilizar las estaciones de trabajo de las personas, sino también garantizar la zonas de tráfico y carteles explicativos.

Conclusión

La distancia social en la oficina es posible. Solo requiere de disposición y disciplina. Hay cuatro formas con las que puedes lograrlo: el uso de espacios abiertos, los turnos de trabajo, la gestión de entornos y el rediseño de los mismos. 

Lo interesante es que puedes incorporar tecnología para agilizar su incorporación. Visita Parso, donde encontrarás soluciones de software especializado para gestión de espacios corporativos.

Te puede interesar:

Cómo llevar el control de ocupación real dentro de oficinas

Mejores prácticas para evitar contagios en nuestra oficina

3 razones por las que un software de control de ocupación es necesario en la oficina