Blog

Articles

Lugar de trabajo: nuevos patrones en la gestión de instalaciones

El lugar de trabajo, entendido como el espacio donde los colaboradores realizan sus actividades laborales, viene transformándose para ajustarse a nuevos patrones. La visión tradicional de la oficina cambia para cobrar dimensiones muy diferentes en estos tiempos.

El trabajo en formato flexible ya era asumido por grandes corporaciones, pero con la pandemia se migró abruptamente al teletrabajo. Ahora la modalidad híbrida pasa a ser la norma y de eso se trata este artículo.

Nuevos patrones en el lugar de trabajo: ¿mito urbano o realidad?

Crea un Lugar de Trabajo Flexible

Existen patrones recientes en el lugar de trabajo. En la actualidad, estar en la oficina toda la jornada laboral ya no es la norma sino la excepción. La modalidad de trabajo flexible permite que el empleado pueda realizar sus tareas desde cualquier lugar. 

Además, la modalidad híbrida, que combina el trabajo presencial y virtual, es cada vez más frecuente y aumenta la satisfacción de los colaboradores. Sin embargo, implica que las oficinas, que antes estaban llenas de personas, ahora se encuentren semidesérticas.

Integrar el trabajo y la vida personal es ahora más accesible, la tecnología saca la idea del mito urbano y lo convierte en realidad.

El teletrabajo se vuelve realidad a pasos agigantados. Ahora es necesario repensar la oficina a la vez que administrar las estaciones disponibles, garantizando tanto la rentabilidad del espacio como el bienestar de los trabajadores.

Trabajo híbrido y desarrollo de la organización

El trabajo híbrido que se generalizó como una respuesta a la pandemia de COVID-19 se mantendrá en el tiempo. Una encuesta realizada por Cisco, «El surgimiento del lugar de trabajo híbrido», revela que seis de cada diez empleados seguirá en esta modalidad.

Medir la eficiencia desde el cumplimiento de los objetivos y no por la presencia en el lugar de trabajo es un gran cambio. Pero se dice más pronto de lo que se puede consolidar en la práctica de gerentes y supervisores, quienes requieren de estrategias para sostenerla.

Compartir el lugar de trabajo, la nueva noción del espacio

No solo cambia el desarrollo de la organización, sino que no tiene sentido mantener puestos de trabajo fijos que estén desocupados por días. Sobre todo cuando la realidad tras la pandemia demanda cuidar el aforo en las oficinas y el distanciamiento físico. 

Entonces, cuando un trabajador asiste a la oficina se le asigna un espacio o este lo reserva según el periodo que permanecerá allí. El resto del tiempo queda disponible para ser usado por otras personas. Así se comparten estaciones o salas en las instalaciones.

Revolución en la gestión: ¿cómo administrar el lugar de trabajo?

El lugar de trabajo compartido supone una revolución en la gestión de espacios. Es probable que cada trabajador labore desde donde se encuentre, a la vez que atiende su vida personal. Pero cuando asiste a la oficina, se le asigna un espacio.

Apoyarse en aplicaciones tecnológicas que crean un mapa de la oficina y permiten asignar lugares en una franja horaria particular crea un modelo de coworking, sistema ideal para el contexto actual.

El trabajo flexible llegó para quedarse

Antes de la pandemia, muchas empresas ya habían adoptado el patrón de trabajo flexible. Esto permitía que algunos empleados trabajaran desde lugares remotos, mientras cumplían con otras obligaciones como el cuidado de los hijos u otros familiares.

La encuesta de Cisco revela que solo 9m% de los trabajadores deberá asistir la jornada completa a la oficina. Entonces, el trabajo flexible llegó para quedarse. Este, además, aumenta la satisfacción laboral al equilibrar la vida personal y laboral de los empleados.

¿Cómo la tecnología da respuesta a los nuevos patrones laborales?

 Implementa Tecnologías en el Lugar de Trabajo


La administración del lugar de trabajo se suma ahora a las labores del departamento de recursos humanos, equipo que ya tenía bastantes procesos que atender. Además, la distribución de los espacios cambia cada día, dependiendo de la agenda de los empleados.

La tecnología facilita la gestión del lugar de trabajo a los equipos de recursos humanos.

Eso puede ser un verdadero dolor de cabeza. La buena noticia es que existen aplicaciones que dan respuesta a los patrones laborales nuevos. Estas herramientas permiten que los trabajadores soliciten una estación de trabajo o que les sea asignada una.

De esta forma, la herramienta ayuda a conocer:

  • Qué puestos están ocupados y cuáles disponibles.
  • Quién ocupa cada puesto.
  • La franja horaria en la que serán ocupados los puestos.
  • Cuándo estarán disponibles.
  • Genera alertas automáticas para que el lugar de trabajo sea aseado cuando queda disponible.

En consecuencia, contar con la tecnología correcta ayuda en la administración del lugar de trabajo. Al tiempo que contribuye al desarrollo de la organización automatizando procesos de gestión y control.

Conclusiones

En síntesis, el lugar de trabajo compartido ha cambiado la noción del espacio. Dicha transformación ha llegado de manera abrupta a algunas empresas. Por ello, han tenido que ajustar el desarrollo de la organización a esta nueva realidad.

Las tecnologías vienen al rescate con herramientas que facilitan la administración del lugar de trabajo. Conoce las aplicaciones de Parso, que ayudan en la gestión del espacio haciendo más sencilla la labor del departamento de recursos humanos. 

Te puede interesar:

Soluciones tecnológicas: ¿sabes cómo benefician a tu negocio o empresa?

¿Cómo hacer una correcta distribución de espacios de trabajo?

El futuro de los espacios flexibles en las oficinas