Blog

Articles

¿Cómo la COVID-19 ha afectado el logro de los KPIs de la empresa?

Los KPIs de toda empresa se vieron afectados por la COVID-19: desde la interrupción de la cadena de suministro hasta el confinamiento han impactado en ellos. En este artículo te contamos acerca de la importancia de los KPIs para las organizaciones, de qué manera se podrían haber visto afectados desde el 2020 y cómo puedes mejorarlos en tiempos de pandemia.

¿Qué son los KPIs y cuál es su importancia para una empresa?

KPIs es la abreviatura de Key Performance Indicators, que traducido al español significa Indicadores Claves de Gestión. Su función es medir el rendimiento de los procesos en las empresas y ayudar a determinar la medida en que se están cumpliendo los objetivos.

Cada empresa tiene una misión que le da propósito. Sin embargo, además de ello, sus actividades deben ser rentables y generar beneficios. Ahí radica la importancia del control de KPIs, pues te permiten saber en qué medida esto se está logrando.

Solo se puede mejorar lo que se mide, por eso el control de los KPIs es tan importante.


Antes y después de la pandemia: control de KPIs

Durante el proceso de planificación, las empresas establecen qué van a lograr y cómo lo van a medir. En tal sentido, se aplica una prueba de pre y post; es decir, cuánto se consiguió antes de la pandemia y cuánto después, esto facilita el control de KPIs

Ahora bien, la pandemia llegó a la mayoría de los países al inicio del 2020, pero la planificación de ese año estaba basada en KPIs de 2019. En consecuencia, muchos indicadores no se alcanzaron.

El tema va incluso más allá, porque la pandemia y el confinamiento generaron cambios en las pautas de consumo. Esto repercutió en los KPIs, pues hizo inalcanzables a algunos indicadores e incorporó nuevos que no estaban previstos al principio del 2020.

3 razones por las que no se cumplen los KPIs en pandemia

Conoce las Razones de Incumplimiento de KPIs

Durante la pandemia, todas las empresas se han visto afectadas por la pandemia. La gran mayoría observaron cómo sus KPIs se desplomaban, mientras que unas pocas consiguieron recuperarse pronto. Te contamos tres razones por las que esto ocurre:

Son demasiado ambiciosos

En muchos casos, la razón por la cual los indicadores no se alcanzan es porque son demasiado ambiciosos. Están calculados según la realidad prepandemia y, al confrontarse con los cambios acaecidos, se obtienen valores inferiores a los esperados.

Es importante que las operaciones se ajusten a los tiempos que corren. Por ejemplo, algunas empresas deben disminuir la producción de aquellos productos que no se están consumiendo y con los que corren el riesgo de no obtener retorno de la inversión.

No están actualizados

El segundo motivo por el que pueden no cumplirse los indicadores está relacionado con el primero: al volver a operaciones, no es realista que se espere cumplir con los KPIs generados antes de la pandemia.

Los especialistas previeron varios escenarios posibles de recuperación. No obstante, necesitas reconocer cómo se mueven las variables en tu sector y, a partir de ello, actualizar indicadores para que se ajusten a la realidad actual.

Hay un control del equipo inadecuado

No hay dudas respecto a que las condiciones de la producción se han visto afectadas por las circunstancias recientes. A pesar de ello, no se puede perder de vista que el equipo de trabajadores es fundamental para alcanzar el logro de los KPIs.

Por esta razón, es fundamental ejercer un control adecuado del equipo. En tal sentido, conviene atender a elementos como la motivación, pero también centrar la atención en el manejo espacial de la línea de producción y la distribución de los trabajadores.

Es allí donde tus decisiones pueden apoyar al control de KPIs y a mejorar la productividad, porque estarás haciendo más eficiente el flujo de trabajo y, en consecuencia, reduciendo los tiempos de cada proceso.

Al apoyarte en KPIs puedes estar seguro de que avanzas en dirección a la productividad y que alcanzas los resultados que te propusiste.


Control de tiempo y gestión de espacio: clave de los KPIs

Mejora tus KPIs


La gestión de operaciones de una empresa es demandante, requiere que quien esté a cargo tenga una visión global de los procesos y sea capaz de optimizarlos. En ese sentido, los KPIs son claves.

Sin embargo, como ya lo mencionamos antes, las nuevas dinámicas asociadas a la distancia social incrementan los retos para esta gerencia. Más espacio entre personas o barreras físicas aumentan el tiempo en que se completa un proceso.

El rediseño de los espacios y los ajustes en los procedimientos afectan a los KPIs. Realizar este proceso de forma manual requiere tiempo y concentración; también puede implicar que, una vez terminado, algún cambio pequeño produzca retrocesos.

Apoyarse en herramientas tecnológicas para lograr estos ajustes disminuye el tiempo requerido para lograrlo. Además, permite que los cambios posteriores se actualicen de manera automática.

Por ello te recomendamos optimizar el control del tiempo y la gestión de espacios con  el apoyo de un software especializado. Esta herramienta te permitirá asignar a tus empleados espacios específicos y también analizar rutas de desplazamiento.

Conclusión

En resumen, los KPIs de la empresa se han visto profundamente afectados por la COVID-19. Las razones, en su mayoría, descansan en factores externos como la interrupción de la cadena de suministros y el confinamiento.

Sin embargo, puedes tomar acción para mejorarlos con la incorporación de tecnologías que optimizan la distribución de puestos de trabajo y el control de localización de tu personal. Visita Parso y descubre una plataforma con soluciones para estos temas.

Te puede interesar:

Cómo llevar el control de ocupación real dentro de oficinas

3 razones por las que un software de control de ocupación es necesario en la oficina 

¿Es necesario un sistema de control de ocupación en mi oficina?